PREGUNTAS FRECUENTES

Preguntas Generales

En el mercado existe una amplia gama de seguros médicos y, aunque en cada compañía hay diversas modalidades de contratación, en esencia, lo que cubren las diferentes pólizas es:

  • Asistencia primaria: Incluye la asistencia de medicina general (sin especialistas) y, en el caso de los niños, la pediátrica, ya sea en los centros médicos o en el domicilio. Usualmente incluye también la analítica básica, la ambulancia y los servicio de A.T.S. / Enfermería
  • La atención de especialistas y medios complementarios de diagnóstico: Incluye las distintas especialidades médicas (ginecología, dermatología, traumatología, etc…) o quirúrgicas, los medios de diagnóstico y los tratamientos médicos cuando se realizan en consulta, sin necesidad de hospitalización o internamiento.
  • La asistencia hospitalaria en el seguro médico: Incluye la hospitalización y las intervenciones quirúrgicas, los gastos generados durante el internamiento hospitalario y los honorarios médicos o quirúrgicos derivados de los tratamientos realizados.
  • Programas de salud: Son programas desarrollados por las aseguradoras con una finalidad esencialmente preventiva y destinada tanto a niños como a adultos (programas de salud infantil, programas de detección precoz de determinados tipos de cáncer, programa de prevención de riesgos coronarios, etc…)
  • Otros servicios relacionados con el seguro médico: La asistencia de urgencia en el extranjero, asistencia médica telefónica, seguro dental, etc…

Las aseguradoras de salud combinan estas coberturas para la elaboración de los diferentes seguros médicos que comercializan y van añadiendo o eliminando alguna de las coberturas para adaptarse a las necesidades del cliente.

1. Decidir que modalidad quieres contratar: Dentro de los seguros médicos privados, existen diferentes modalidades que es conveniente conocer para poder escoger la que mejor se ajuste a nuestras necesidades presentes y futuras:

  • Pólizas de cuadro médico: En los seguros médicos de esta modalidad puedes escoger libremente el médico o centro que quieras dentro de los concertados por la compañía aseguradora. En Adeslas, las pólizas de cuadro médico para clientes particulares son: Adeslas Plena Vital, Adeslas Plena, Adeslas Plena Plus, Adeslas Completa y Adeslas Vital.
  • Pólizas de reembolso de gastos: Con este tipo de póliza el asegurado podrá acudir al médico que desee sin necesidad de comprobar que forma parte del cuadro médico de la empresa. Tras esto la aseguradora le reembolsará un porcentaje de la factura que ha abonado. Dicho porcentaje, habitualmente entre el 80% y el 90%, será pactado antes de la contratación de la póliza. Este tipo de póliza es un producto en vías de extinción y en el presente prácticamente ninguna empresa aseguradora las comercializa.
  • Pólizas mixtas, de cuadro médico y reembolso de gastos: Dentro de esta modalidad el asegurado tiene las dos opciones anteriores, o bien puede escoger el médico que desee del cuadro médico de la aseguradora sin necesidad de realizar desembolso alguno o bien puede elegir cualquier otro médico o clínica del mundo y que la aseguradora le reembolse un porcentaje del importe abonado. En Adeslas, las pólizas mixtas para clientes particulares son: Adeslas Plena Extra, Adeslas Extra 240 Mil y Adeslas Premier.

2. Verificar si la aseguradora es especialista en seguros médicos privados: Actualmente son muchas las compañías que trabajan el ramo de salud y comercializan este tipo de pólizas, pero no todas las compañías tienen el mismo nivel de especialización, por lo que antes de contratar un seguro médico privado conviene comprobar que la compañía aseguradora:

  • Tiene una amplia experiencia en el sector
  • Dispone de un amplio cuadro médico de profesionales y centros
  • Dispone de centros médicos propios
  • Presta asistencia mundial en caso de emergencia
  • Tiene capacidad de respuesta en casos no previstos

3. Comprobar que el cuadro médico de la aseguradora te garantiza calidad acreditativa: Es aconsejable revisar detenidamente el cuadro médico de la aseguradora para comprobar si en el mismo aparecen los profesionales y centros médicos de prestigio.

4. Comprobar el grado de solvencia de la aseguradora: Es muy importante comprobar este dato, verificando si la aseguradora forma parte de un grupo nacional líder en el sector de seguros médicos privados, o si por el contrario, se trata de una pequeña compañía local.

5. Valorar el trato humano y servicio de la aseguradora: Si una aseguradora está orientada al trato humano, o no, se percibe de forma inmediata observando el trato que te dan y la calidad del servicio. Por otra parte, también debes verificar si te ofrecen servicios telefónicos o por Internet para autorización de pruebas médicas u orientación sanitaria.

PÓLIZAS DE CUADRO MÉDICO: Las pólizas de cuadro médico son aquellas en las que la empresa aseguradora presta atención médica al asegurado a través de los profesionales y centros médicos asociados a la misma. La lista de centros y profesionales concertados se conoce comúnmente con el nombre de CUADRO MÉDICO. Este tipo de póliza es la más habitual y existen principalmente dos tipos de cobertura en esta modalidad de producto:

    • COBERTURA AMBULATORIA: Este tipo de producto le garantiza al asegurado los servicios médicos denominados básicos o esenciales: Acceso a las consultas de medicina especializada y pruebas diagnósticas. Las pólizas de cobertura ambulatoria son una buena opción para aquellas personas que desean un complemento al sistema nacional de salud a fin de evitar las largas listas de espera existentes en atención primaria y citas para pruebas diagnósticas.

 

  • COBERTURA HOSPITALARIA: Las pólizas de cobertura hospitalaria o cobertura completa son aquellas que le ofrecen al asegurado una cobertura integral dentro del cuadro médico de la aseguradora. Son el producto más conveniente para aquellas personas que desean hacer del sistema sanitario privado su principal fuente de atención médica y le garantizan al asegurado cobertura integral en cualquier necesidad médica que pueda tener: Consultas, pruebas diagnósticas, ingresos hospitalarios, intervenciones quirúrgicas, urgencias, partos, etc… además de ofrecer otra larga serie de garantías asistenciales como puedan ser la asistencia médica de urgencia en el extranjero o el servicio de atención médica telefónica 24 horas.

Coberturas

Si. Adeslas, con más de 1.100 centros médicos concertados, cuenta con la mayor red asistencial privada a nivel nacional. Como asegurado de Adeslas podrás acudir a cualquiera de los profesionales médicos concertados en cualquier punto de España e independientemente de cual sea tu localidad de residencia.

Todas las pólizas sanitarias de Adeslas, a excepción de Adeslas Básico, cuentan con asistencia sanitaria de urgencia en el extranjero. Algunas de ellas, denominadas pólizas de reembolso, cuentan además con la posibilidad de recibir todo tipo de atención médica fuera de España mediante un sistema de reembolso.

Las pólizas sanitarias para clientes particulares que cuentan con asistencia sanitaria de urgencia en el extranjero son: Adeslas Plena Vital, Adeslas Plena, Adeslas Plena Plus, Adeslas Vital y Adeslas Completa.

Las pólizas sanitarias para clientes particulares que cuentan con asistencia sanitaria de urgencia en el extranjero y, además, la posibilidad de recibir todo tipo de asistencia mediante el sistema de reembolso son: Adeslas Plena Extra, Adeslas Extra 240 Mil y Adeslas Premier.

Todas las pólizas sanitarias de Adeslas, a excepción de Adeslas Básico, cuentan con cobertura odontólogica que incluye: Consultas, consultas de urgencia, extracciones, radiografías y dos limpiezas bucales al año. Además, si lo deseas puedes incrementar dicha cobertura con la contratación del módulo Adeslas Dental Familia, para disponer de una atención integral de tu salud dental.

Copagos

En los seguros de salud del tipo reembolso, el asegurador asume, según el tipo de póliza, el 80% ó el 90% de los gastos, por lo que el asegurado está asumiendo como coste, no sólo la prima de seguro que paga, sino también el 20% ó el 10% respectivamente de cada servicio médico que recibe. En el caso de los Seguros de salud de cuadro médico la cobertura es del 100%, esto es, el asegurado no tiene que pagar nada por recibir la asistencia médica y su coste es tan sólo la cuota mensual de su seguro. Sin embargo, existen algunos seguros de cuadro médico en los que el asegurado debe abonar una cantidad (generalmente pequeña) por cada uso de los servicios asistenciales que recibe. Eso es el copago. Aplicando copago a un seguro médico la aseguradora puede rebajar el importe de la prima mensual y de esta forma aquellos asegurados que menos uso hacen de los servicios asistenciales se benefician de un recibo mensual mas reducido. En Adeslas, las pólizas médicas para particulares que tienen copago por acto médico son: Adeslas Básico, Adeslas Plena Vital, Adeslas Plena, Adeslas Completa y Adeslas Vital. Por el contrario las pólizas que no tienen copago por acto médico son: Adeslas Plena Plus, Adeslas Plena Extra, Adeslas Extra 240 Mil y Adeslas Premier.

Carencias

Los tiempos de carencia o periodos de carencia, son los plazos de tiempo que deben transcurrir, desde que entra en vigor la póliza de salud contratada, para que determinadas garantías o coberturas se hagan realmente efectivas. Por ejemplo, la póliza de salud Adeslas Plena incluye cobertura de parto, pero establece un período de carencia de 10 meses, lo que significa que si el parto tiene lugar dentro de los 10 meses posteriores a la fecha de contratación de la póliza de salud, la compañía no correrá con los gastos. Si el parto se tiene en el mes 11 desde la contratación sí estará cubierto por la póliza. 

Los tiempos de carencia o periodos de carencia, en el caso concreto de Adeslas, se eliminan para aquellos clientes que proceden de otras entidades aseguradoras. Para que esto sea posible será necesario que el cliente tenga una antigüedad mínima de 10 meses en su anterior aseguradora y tenga contratado en la actualidad un producto de similares prestaciones y coberturas al que desea contratar en Adeslas. De igual manera, en los casos de atención médica de urgencia vital, los tiempos de carencia se eliminan para cualquier asegurado, independientemente del producto contratado y el tiempo de permanencia en la aseguradora.